RESEÑA RECONSTRUCTIVA: EL ACERVO DE LOS MEMES, PASADO VS PRESENTE ¿HABRA FUTURO?

“cuando reflexiono sobre los memes, a menudo me veo describiendo un patrón efímero y variable de partículas chispeantes que saltan de un cerebro a otro cerebro, gritando -¡yo, yo!-
Douglas Hoftadter (1983)

El objetivo del texto es comparar los memes con los genes, mostrando como se replican las ideas, al igual que la genética, de esta manera demuestra como las ideas nacen, crecen, se reproducen y finalmente mueren, haciendo una analogía del ser humano con los memes, demostrando así su similitud.

La tesis central del texto se demuestra en el momento donde nos comentan que los memes son una parte de nuestro ser ubicada en una parte superficial e invisible (infosfera) que no hace parte de nosotros directamente, pero sin ellos y sin ella sería difícil concebir nuestra existencia. De esta manera se demuestra, que los memes, son efímeras formas de existencia, ya que ellos no pueden vivir sin nadie que los transmita, pero los seres humanos tampoco podemos vivir sin comunicar nuestros pensamientos, debido a esto el uno es complemento del otro y viceversa.

El texto argumenta la tesis mostrando factores históricos, en donde se demuestra que los memes pasan de cabeza en cabeza, tal como lo hacen los genes de generación en generación para esto utiliza varios ejemplos como lo son las ideas, las melodías, los eslóganes y las imágenes.

Por ejemplo con las ideas, el autor da el ejemplo de la “idea de Dios”, una creencia muy antigua, que no solo se replica con la palabra escrita o hablada, sino que también se multiplica por medios, como la música y el arte. Aquí en este segmento es importante recalcar, que la idea ha sido reproducida por tanta gente y tan rápido. Estas son dos cualidades muy importantes de los memes, pero ¿será que es verdadera?, esta decisión es asumida por cada persona, la idea solo está ahí, pero si nadie la acoge deja de ser importante, por eso es que la “idea de Dios” ha sido tan multiplicada, a razón de que la gente tiene la creencia de que sí es verdadera, por eso ha sido tan trascendente.

Otro ejemplo en el cual se basa el autor es el de la creencia de que la tierra gira alrededor del sol, esta es nada más y nada menos un meme que compite con otros para sobrevivir. ¿Encuentras alguna diferencia con el anterior? Sí es obvio, la diferencia principal entre esta idea y la anterior es que esta es “verdadera”, pero verdadera científicamente, estarás pensando, claro esta es una idea que ha sido comprobada por la ciencia y por eso tiene un valor de verdad, que se puede probar en la realidad, a comparación con el “meme” (idea) anterior  esta se puede observar, y por eso es “más real”.

Otro argumento que nos muestra el autor es como las melodías, también trascienden a través de los años y se multiplican constantemente. Por ejemplo esta:




Pero te preguntaras, ¿por qué las melodías? Porque estas se quedan grabadas en nuestras mentes, el ritmo que tienen se nos es más fácil de aprender, nos es más sencillo memorizar algo cantándolo o recitándolo que simplemente hablándolo o ¿no?

Por esta razón principalmente es que las melodías se han quedado prendidas de nuestras mentes por siglos, pero no solo las melodías, o ¿sí?, ¿les suena familiar el término eslogan?, o tal vez  lo hayan visto de esta forma: “slogan”, por su similar en inglés, de hecho este término es predominantemente descendiente de la lengua inglesa.

Sí, este término les debe sonar familiar, porque este tipo de frases ha hecho que muchas personas adquieran el hábito del consumismo en el mundo moderno. O que muchas personas en la antigüedad hayan creído por miedo a que fueran ciertos, en ese tiempo y aún hoy en día son llamados “dichos populares” o refranes, pero ustedes se han de preguntar ¿Por qué?, esta respuesta, la hallaremos en los ejemplos que plantea el autor.

El primer ejemplo que el autor nos da a conocer es “lo que Dios ha creado”, de este nos muestra que apareció primero y luego se difundió de un medio a otro con gran rapidez.

El segundo ejemplo planteado es “lee mis labios” y este nos señala una protuberante guía por la américa del siglo XX, porque nos lleva a mostrarnos un contexto de cómo era el lenguaje de esa época.

Finalmente nos ejemplifica, con uno muy interesante: “la supervivencia de los más fuertes”, este nos manifiesta el cambio que pueden tener los memes y la transformación que pueden sufrir con el paso de generación en generación, no sé si alguna vez habrás escuchado estos; “la supervivencia de los más gruesos”, “la supervivencia de los más enfermizos”, “la supervivencia de los más falsos” o “la supervivencia de los más estúpidos”, que en realidad son consecución del primero, ya que una parte adoptan el mismo sentido, pero en otra se lo cambian.

Y uno de los últimos y más importantes argumentos que propone el autor; son las imágenes, estas han transcendido por mucho tiempo, debido a que la memoria del ser humano en muchas ocasiones suele ser fotográfica y recordar mucho más fácil lo que ve con sus propios ojos.

Por esto el autor nos demuestra que las imágenes también son un tipo de meme, también nos lo da a conocer por medio de ejemplos, el primero que podemos evidenciar es la fotografía de Isaac Newton, tal cual la conocemos hoy en día, porque en un principio a Isaac solo lo conocían unos pocos miles de personas, aunque fuera uno de los hombres más famosos de Inglaterra, pero como ya lo saben, en la actualidad es uno de los hombres más conocido del planeta, incluso podría decir que millones de miles lo distinguen, una gran diferencia, a comparación de los que lo conocían mientras él vivía.


Todo esto ha sucedido gracias a las miles o tal vez millones de réplicas que hay de su retrato, más bien pintado pobremente, esto es una demostración del avance que ha tenido la transmisión de memes. Ahora hasta lo podemos encontrar fácilmente en Internet o hasta en imágenes graciosas  y hasta ridículas que circulan en las redes sociales.

Otro ejemplo y quizá mucho más importante que el anterior, o pues no más importante pero si más notorio en el mundo tan globalizado donde vivimos, la pintura de la Mona Lisa y más aún su sonrisa, este es un dibujo tan pictórico y tan atractivo para nuestro subconsciente, que hasta sin saberlo cuando nos mencionan el nombre “la Mona Lisa” nosotros ya nos la estamos imaginando, proliferando aún más el meme.

También podemos ejemplificar la pintura del Grito, o hasta las diversas siluetas de extraterrestres, que nos han dibujado a lo largo de nuestra vida. Aquí quiero detenerme un poco para fijarnos en que todos estos memes han sido difundidos por medios muy diversos, como se han podido dar cuenta, pero incluso para abordar el tema de la imágenes, podemos decir que todo ya está hecho, ¿lo único que nosotros hemos hecho ha sido aprender cómo maquinas?, aquí lo ideal es que no solo lo aprendamos sino que también lo transmitamos, pero no de la misma forma como nos lo han transmitido a nosotros, sino de una forma diferente, permitiendo la creatividad y el desarrollo de nuevas habilidades, por medio de la necesidad de aprender.

Ya sabiendo la conexión que traen los memes con nuestra vida, podemos aprovecharlos para crear nuevos contenidos y así poderlos transmitir de manera distinta, por ejemplo con el cuadro de George Washington que hay en el museo metropolitano de arte, podemos decir que quizás que ese “no era el aspecto real de Washington en ese entonces”, pero si podemos decir que “ese es el aspecto real que tiene hoy día” tal como lo dijo alguna vez un guía turístico y ¿será que tenía razón?

Todo lo que creemos está basado en nuestra cultura, en lo que nos dicen que hagamos o que no hagamos, en lo que nos dan a conocer o en lo que nos ocultan, todo lo que aprendemos y todo lo que nunca aprendemos, todas las ideas están dominadas por quienes ya existían antes de que nosotros existiéramos, por esta razón quiero proponer un cambio de pensamiento en el cual no solo transmitamos los conocimientos a nuestros hijos, sino que también transmitamos, la forma para aprender esos conocimientos, desarrollando así un sistema metacognitivo mucho más completo. Por eso la pregunta que quiero dejar al aire para que la pensemos y en un futuro la debatamos es: si, todas las ideas nos las dan quienes ya existen ¿nosotros vamos a hacer lo mismo con nuestros hijos?  (Gleick, 2012)

Referencias

Gleick, J. (2012). La información Historia y Realidad, el acervo de los memes -capitulo 11-.         (J. Rabasseda, & T. Lozoya, Traductores.) Barcelona: Crítica. S. L. Obtenido de file:///C:/Users/bibliotecaur/Downloads/123666115-Gleick-James-La-informacion.pdf



Entradas populares de este blog

ENSAYO: LA EDUCACIÓN ¿ENSEÑANZA O APRENDIZAJE?

SEMANA 7

SEMANA 8